4 ene. 2015

SOCIEDAD Y CULTURA

1.      LA CULTURA 

No basta con entender la evolución biológica para saber por qué somos como somos. La propia evolución biológica produjo la aparición de un atributo fundamental del ser huamano: la dimensión cultural. Si la determinación bilógica y genética con la que venimos al mundo constituye lo que consideramos nuestra naturaleza, nuestra dimensión cultural en cambio, está compuesta por todo aquello adquirido socialmente: conocimientos, técnicas, hábitos, normas y formas de vida.  Consideramos que la cultura es el conjunto de informaciones adquiridas a través del aprendizaje social.

Cultura, en latín, significa primariamente agricultura. Y todavía nosotros hablamos de la cultura del arroz, y calificamos de incultos a los campos no cultivados. Desde la revolución cultural del Neolítico, la agricultura es uno de los ingredientes básicos de la mayoría de las culturas, y desde luego, de la nuestra. La agricultura no es algo congénito; es algo que se aprende. El agricultor necesita aprender- de sus padres, de la escuela, o de donde sea- cómo y en qué época se roturan las tierras, qué semillas se siembran, qué abonos se aplican, cómo y con qué instrumentos se practica la recolección, etc. (…) El lenguaje, por ejemplo, forma parte de la cultura, pues hablar-a diferencia de reír o llorar-requiere un aprendizaje. Nadie nace sabiendo hablar (…). También hemos de aprender a limpiarnos los dientes y a conducir automóviles, a buscar trabajo y a pedir créditos, a obedecer y a mandar, a saludar y a resolver ecuaciones de segundo grado, a bailar el tango y a cantar gregoriano. Todo esto forma parte de nuestra cultura.
Mosterín, J. Racionalidad y acción humana

1.1. ¿TIENEN CULTURA LOS ANIMALES?

Así entendida, no podemos afirmar que la cultura sea exclusiva del ser humano. También los animales tienen cultura pues son capaces de transmitir conductas sociales nuevas.
Sin embargo, hay algo que diferencia a la cultura humana de las "culturas animales". Veamos cómo se produce el aprendizaje entre los animales.

En septiembre de 1953, S. Kawamura observó por primera vez, en la isla japonesa de Koshima, cómo la hembra de Macaca fuscata H-111, lavaba en la orilla del mar y con las dos manos algunas de las patatas que, como ración alimenticia, se suministraba regularmente a la colonia de macacos japoneses que viven en estado natural en esa isla. Otra observación, en 1954, señaló que el macho M-10 también había aprendido a lavar las patatas antes de comérselas. En enero del año siguiente, un macho, M-12 y la hembra H-105, lavaban regularmente estos tubérculos antes de comérselos. En 1957 eran 15 los animales que conocían esta técnica y en 1962, el 73% de la población dominaba esta técnica. Kawamura comprobó que la dinámica de este aprendizaje seguía una línea que se iniciaba en un individuo infantil, pasaba a sus compañeros de juego y  después a sus madres.Los machos eran los últimos en aprender y algunos de ellos no llegaban nunca a adquirir la nueva conducta.
Sabaté,J. El chimpancé y los orígenes de las culturas


¿Cómo se transmite la nueva conducta entre los macacos?En los animales la forma de aprendizaje es la imitación. 
En los seres humanos, aunque también existe el aprendizaje por imitación, existe otra forma de transmisión cultural: el lenguaje. 
El lenguaje articulado es una característica específicamente humana y una condición necesaria para el desarrollo de la cultura. El lenguaje permite el pensamiento y la comprensión de la realidad. Podemos transmitir información sin que sea necesario el contacto directo entre los miembros del grupo. Y así, los nuevos contenidos culturales se heredan de generación en generación, se acumulan e incrementan con el paso del tiempo.

ANIMALES

HUMANOS
Aprendizaje por imitación
Aprendizaje mediante el lenguaje
Necesidad de contacto directo en la transmisión de la información
Posibilidad de transmisión de la información a distancia

ACTIVIDAD

LA CULTURA COMO FORMA DE COMPLETAR NUESTRA INMADUREZ.

En suma, somos animales incompletos o inconclusos que nos completamos o terminamos por obra de la cultura, y no por obra de la cultura en general, sino por formas en alto grado particulares de ella: la forma dobuana y la forma japonesa, la forma hopi y la forma italiana, la forma de las clases superiores y de las clases inferiores, la forma académica y la comercial. La capacidad de aprender que tiene el hombre, su plasticidad, se ha señalado con frecuencia, pero lo que es aún más importante es el hecho de que dependa de manera extrema de cierta clase de aprendizaje: la adquisición de conceptos, la aprehensión y aplicación de sistemas específicos de significación simbólica. Los castores construyen diques, las aves hacen nidos, las abejas almacenan alimento (...): llaves físicas metidas en cerraduras orgánicas. Pero los hombres construyen diques o refugios, almacenan alimentos, organizan sus grupos sociales (...) guiados por instrucciones codificadas en fluidas cartas y mapas, en el saber de la caza, en sistemas morales y en juicios estéticos: estructuras conceptuales que modelan talentos informes.
GEERTZ, C., La interpretación de las culturas.

 Explica con tus propias palabras las frases “llaves físicas metidas cerraduras orgánica” y “estructuras conceptuales que modelan talentos informes”  ¿Qué significa que el hombre es un ser plástico?      

1.2.CULTURA COMO ADAPTACIÓN AL MEDIO

¿Qué ha significado para el ser humano la cultura?
Los organismos se adaptan al medio por selección natural, de manera que los cambios genéticos se mantienen según su eficacia en la supervivencia. El ser humano, sin embargo, gracias a la cultura puede adaptarse modificando su propio medio. Al mundo cerrado propio del animal se contrapone el mundo abieto del ser humano. El hombre no tiene institntos que resuelvan situaciones porpias de su hábitat, pero tampoco le condicionan. La cultura nos dota de la posibilidad de ser los animales con mayor capacidad de adaptación y respuesta a cualquier circunstancia y menor dependencia de un contexto ecológico concreto, prueba de ello es que el ser humano se ha esparcido por los cinco continentes y ha colonizado todo tipo de ecosistemas.

ACTIVIDAD

EL ANIMAL QUE DOMINA LA NATURALEZA ES EL ANIMAL MÁS DÉBIL DE LA NATURALEZA.

El hombre tiene muchas cosas que o no las hallamos en absoluto en los otros animales o sólo quedan en huellas insignificantes. Lo que aquí sorprende sobre todo es que, desde el punto de vista biológico, el hombre no tendría derecho alguno a imponerse así a todo el mundo animal, a dominarlo como lo domina y a aprovecharse de él como el más poderoso capricho de la naturaleza. El hombre es, en efecto, un animal mal dotado. Vista débil, apenas olfato, oído inferior:tales son ciertamente sus características. Armas naturales, por ejemplo, uñas, le faltan casi completamente. Su fuerza es insignificante. No puede correr velozmente ni nadar. Por añadidura, está desnudo y muere mucho más fácilmente que la mayoría de los animales de frío, calor y accidentes parejos. Biológicamente, el hombre no tendría derecho a la existencia. Hace tiempo que debiera haberse extinguido, como otras especies animales mal dotadas
J. BOCHENSKI, Introducción al pensamiento filosófico.

EL HOMBRE COMO ANIMAL NO ESPECIALIZADO

La fabricación de instrumentos y la organización social hicieron posible el éxito evolutivo de los homínidos. El lenguaje fue indispensable para lograr la cohesión social necesaria y para la transmisión de los conocimientos y las técnicas de una generación a otras. El hombre es un animal poco especializado. Vive en cualquier lugar de la Tierra, pero no porque de por sí esté adaptado a todos los hábitats, sino porque los puede modificar y adaptarlos a sus necesidades. De alguna manera, el hombre, que procede de una larga cadena evolutiva, se forma en el vientre de su madre, en una primera fase de su gestación, y se sigue formando, tras el nacimiento, en el seno de una sociedad que, a modo de un segundo útero, le permite suplir, mediante el aprendizaje de técnicas descubiertas por otros hombres, su carencia de instintos y su debilidad somática.
GARCÍA-NORRO y GARCÍA BARÓ, Filosofía

 INTENTA EXPLICAR Y JUSTIFICAR LA SIGUIENTE AFIRMACIÓN:
“La evolución cultural humana, en marcada oposición con nuestra historia biológica, es de carácter lamarckiano”
S.J. GOULD, El pulgar del panda

1.3.DIVERSIDAD CULTURAL

No hay una sola cultura, sino muchas. 
La variedad de culturas es consecuencia de la apertura del ser humano, pues a diferencia de los animales es un ser abierto. No está programado para responder de forma fija, sino que posee libertad para determinar su propia conducta. Por eso, los distintos pueblos han creado su propia forma de vida.Las grandes ciudades contemporáneas son  un ejemplo de diversidad cultural porque en ellas conviven personas de distintas procedencias.

EL MITO DE LA TORRE DE BABEL COMO EXPLICACIÓN DE LA DIVERSIDAD CULTURAL.

Cuenta la leyenda que después del Diluvio, todo el mundo hablaba una misma lengua y empleaba las mismas palabras. Y cuando los hombres emigraron desde Oriente, encontraron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí.
En toda la tierra se hablaba una sola lengua y se usaban las mismas palabras. Entonces hablaron entre ellos de hacer ladrillos y cocerlos al horno. Después dijeron:

-Venga, edifiquémonos una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo; así nos haremos un nombre y no nos dispersaremos por toda la tierra.
El Señor bajó para ver la ciudad y la torre que construían los hombres, y se dijo:

"Todos forman un solo pueblo y hablan una sola lengua. Si esta es la primera obra que emprenden, desde ahora ninguno de sus proyectos estará fuera de su alcance. Bajaré a poner confusión en su lenguaje para que no se entiendan entre ellos".
Así el Señor los dispersó desde aquella región por toda la tierra, y abandonaron la construcción de la ciudad. Por eso aquella ciudad lleva el nombre de Babel (que significa "confusión" en hebreo), porque allá el Señor puso la confusión en el lenguaje de toda la tierra, y desde allá el Señor dispersó a los hombres por toda la tierra".
Génesis 11, 1-9.

EJEMPLO DE LA INFLUENCIA CULTURAL EN EL COMPORTAMIENTO HUMANO: FORMAS DE APAREAMIENTO

Sabemos que los sistemas de apareamiento y crianza contemporáneos experimentan adaptaciones constantes dependiendo de los niveles de dominio tecnológico, de la densidad demográfica, de la participación de los hombres y las mujeres en la producción y de las condiciones medioambientales locales. Por ejemplo, la poliginia predomina allí donde la tierra es abundante y se da escasez de mano de obra, de manera que los varones pueden obtener beneficios al agregar nuevas esposas e hijos  a sus unidades domésticas. Éstas condiciones suelen presentarse en territorios recién colonizados; tal es el caso de los mormones de Utah, para los cuales la poliginia representa una forma de establecer un control sobre una región extensa y escasamente poblada del oeste americano. En el extremo opuesto, la poliandria representa una adaptacion a una escasez extrema de recursos. Se da en el Tibet, donde las tierras laborables son tan escasas que so o tres hermanos están dispuestos a compartir una esposa con objeto de limitar el numero de herederos a las tierras que poseen en común. La monogamia parece prevalecer en niveles intermedios de presión demográfica y escasez de tierra.
Marvin Harris, nuestra especie

FEMENINO Y MASCULINO

Uno de los criterios de clasificación de los seres humanos en todas las culturas es el sexo. cada sociedad asigna a cada uno de los sexos biológicos un conjunto de rasgos y conductas que constituyen los denominados géneros sociales. por tanto, lo que denominamos "femenino" y "masculino" son los géneros sociales que definen cómo deben de actuar, reaccionar o sentir las personas de cada uno de los sexos.
Sin embargo, los géneros sociales no son universales. Basta con pensar que ser mujer o ser varón no siugiere los mismos comportamientos en todas las culturas y en todas las épocas. De esta simple reflexión se desprende que los géneros no se establecen en función de una diferencia "natural", sino que obedecen a un construccón socioculrural. La identidad de género es, pues, la conciencia de pertenencia a un sexo y está asociada siempre a patrones de conducta definidos por la culrua. Además, es en la construcción de las identidades donde se han establecido desigualdades sociales, desigualdades que a lo largo de la historia ha sufrido sobre todo el género femenino.
McGraw Hill

1.4.POSTURAS ANTE LA DIVERSIDAD CULTURAL

1.4.1.      ETNOCENTRISMO

El tenocentrismo consiste en creer que la propia cultura es la úncia adecuada y que es incluso superior a culaquier otra. Es la actitud adoptada por los que juzgan y valoran la cultura de otros pueblos desde los criterios de la propia cultura. Desde la seguridad de que la suya es la buena, se desprecian y critican los elementos culturales diferentes. Esta actitud está en la base de fenómenos como el imperialismo o la colonización. Bajo esta visión las poblaciones autóctonas se consiedran bárbaras o salvajes o con un desarrollo mental inferior al de la porpia cultura.  Todo lo que es ajeno a la propia cultura se tilda de irracional y primitivo. por lo tanto el modelo a seguir es el propio y los demás deben adoptarlo para poder civilizarse.En los últimos siglos, la cultura occidental ha creído un deber imponer su forma de vida a culturas consideradas más primitivas. 

ACTIVIDADES

COSTUMBRES CULINARIAS
Los antiguos californianos eran  bárbaros y salvajes y no tenían conocimiento de la agricultura ni de otras muchas artes útiles a la vida humana. En toda aquella península no se halló una casa ni vestigio de ella, ni tampoco una cabaña, una vasija de barro, un instrumento de metal o un lienzo cualquiera. Sus habitantes se sustentaban con aquellas frutas que se producen espontáneamente o con los animales que cazaban y pescaban, sin toinarse el trabajo de cultivar la tierra, de sembrar o de criar animales. Comían, y aún comen al presente a causa de su miseria, muchas cosas que para nosotros no son comestibles, como ralces y frutas amargas o insípidas, gusanos, arañas, langostas, lagartijas, culebras, gatos y leones y hasta pieles secas.
En sus comidas hacen cosas verdaderamente extrañas. En el tiempo de la cosecha de las pitahayas comen hasta hartarse, más para volver a usar de ellas después de haberlas comido Y digerido, no desechan sus deposiciones, sirio que de aquello que antes . fue pitahaya separan con indecible paciencia los pequeñísimos granos de la fruta que quedan por digerirse, los tuestan, los muelen y reducidos a harina los conservan para comerlos después del invierno. Algunos españoles dan a esta operación el nombre burlesco de segunda cosecha de pitahayas.
Los bárbaros que habitan en la. parte septentrional de la península, han hallado el secreto, ignorado del común de los mortales, de comer y volver a. comer repetidas veces Un mismo manjar. Ligan bien con una cuerda. un bocado de carne- seca. y endurecida al sol, y después de. haberlo mascado un poco lo tragan, dejando la cuerda pendiente de la boca: pasados dos o tres minutos lo vuelven a sacar por medio de la cuerda para mascarle de nuevo, y repiten esta operación tantas veces cuantas son necesarias para consumir aquel bocado o ablandarlo de modo que no pueda estar ya. atado. Al extraerlo del esófago hacen tal ruido, que a quien nunca les ha oído le parece que van a ahogarse                     
LUNARES, J. E.: Materiales para la historia de la Antropología

DISCURSOS DE TUIAVII DE TIAVEA, JEFE SAMOANO: LOS PAPALAGIS

Tuiavii nunca tuvo la intención de publicar sus discursos para el lector occidental, ni en ningún otro lugar: iban estrictamente dirigidos a su pueblo polinesio. Sin embargo, sin su consentimiento y con clara transgresión de sus deseos, me he tomado la libertad de someter estos discursos de un nativo polinesio a la atención del lector occidental, convencido de que para la gente blanca con nuestra civilización merece la pena averiguar cómo nos ve a nosotros y a nuestra cultura un hombre que aún está estrechamente ligado a la naturaleza.(…)
Debido a su ser, propio de esta clase de hombres, Tuiavii deseaba conocer más de esa lejana Europa. Ese deseo ardía en su interior desde los días escolares en la misión marista, y solamente fue satisfecho cuando llegó a adulto. Se unió a un grupo de etnólogos que volvían tras acabar sus estudios y, visitó uno tras otro, la mayoría de los estados de Europa, donde llegó a conocer su cultura y peculiaridades nacionales. Una y otra vez me maravilló la exactitud con que recordaba hasta los más pequeños detalles. Tuiavii poseía en alto grado el don de la observación sobria e imparcial. Nada podía ofuscarle; nunca se permitía ser apartado de la verdad por palabras. En realidad lo vio todo desde su originalidad, aunque a lo largo de su visita nunca pudo abandonar su propio punto de vista.(…)
Tuiavii, el inculto habitante de la isla, consideró la cultura europea como un error, un camino a ninguna parte. Esto sonaría un poco pomposo si no estuviera dicho con la maravillosa simplicidad que traicionaba el lado débil de su corazón. Es verdad que pone en guardia a sus compatriotas y les dice que se libren de la dominación europea pero al hacerlo su voz se llena de tristeza y delata que su ardor misionero nace de su amor por la humanidad, no del odio. «Vosotros, compañeros, pensáis que podéis mostrarnos la luz", me dijo cuando estuvimos juntos por última vez, pero «lo que realmente hacéis es tratar de arrastrarnos a vuestra charca de oscuridad".
Erich Scheurmann

Busca los discursos en internet  y explica cómo describe el jefe samoano la vida de los Papalagi

LOS SONACIREMAS

Los Sonaciremas sienten al mismo tiempo un horror casi psicológico y una gran fascinación por la boca, cuya condición se cree que tiene una influencia sobrenatural en todas las relaciones sociales. Si no fuera por los rituales de la boca creen que se le caerían los dientes, que sus encías sangrarían, que sus amigos les abandonarían. Creen que existe una fuerte relación entre las características orales y morales. Por ejemplo, existe una ablución ritual de la boca de los niños que se supone mejora su fibra moral. El ritual corporal cotidiano general incluye un rito bucal que conlleva una práctica que resulta repulsiva para el no iniciado. E ritual consiste en insertar una pequeña brocha de pelo de cerdo en la boca, junto con ciertos polvos mágicos, y en mover la brocha con una serie de gestos formales.
Miner, H., Body ritual among the Nacirema

Por la descripción del ritual, ¿en qué lugar del mundo crees que viven los Sonacirema? Explica qué quiere decir la frase subrayada.

1.4.2.      RELATIVISMO CULTURAL

El relativismo suge con el objetivo de superar los prejuicios del etnocentrismo .Esta postura considera que es imposible comparar o evaluar las características de las distintas culturas. Sostiene que cualquier manifestación cultural es fuente de ideas y valores que son ftruto de su historia particular. Asi pues, solo podemos enternder un deteminado rasgo culutal dentro de la cultura que lo ha provocado. A ello se suma el hecho de que no existe una forma de entender el mundo que pime sobre las demás. Todas las cuturas de la tierrra son igual de dignas e importnates. Toda cultura tiene valor en sí misma, ya que todos los elementos que la forman se comprenden y explican por una lógica interna que al observador externo le es difícil de captar.
Esta actitud de respeto hacia todas las culturas supuso un avance al fomentar la tolesrancia pero, por otro lasdo, si sotenemos que que culquier costumbre o tradicición, por el hecho de ser parte de una cultura, es respetable, entonces, justificamos comportamientos que van contra las dignidad humana. Por tanto, el riesgo o el inconveniente de esta postura es que suele servir como excusa para la pasividad ante actos inhumanos.

 Aquella noche de viento fue especial para mí. No podría asegurar mi edad por aquel entonces pero, por lo que sucedió, y dado que yo vivía en una aldea, debía de rondar los quince años.(...) Antes de que pudiera darme cuenta, mis vecinas me sujetaban los brazos. Contemplé como la hermana de mi madre y su hija mayor me abrían las piernas y apretaban mis tobillos (...). Kat recorrió mi ingle con manos expertas. Con horror percibí que me abría los labios de la vulva. Un súbito calor me subió desde el pecho hasta la frente (...). Primero se trató de un tacto frío y desagradable, el de la hoja del cuchillo apoyada en el botón. Luego fue un ardor. La sensación de que me desgarraban, de que me quemaban y de que aquel fuego se extendía por mi vientre. Ansiosamente intenté respirar, pero no pude. El gélido filo siguió sembrando su ardor mientras descendía hasta mi muslo derecho. Grité. (...) La habitación comenzó a dar vueltas y mis ojos se cerraron, pero sólo para volver a abrirse sobresaltados al notar que el cuchillo recorría ahora el mismo camino en el otro lado de mi ingle.(...) Durante el tiempo que duró la cicatrización, mi madre y las otras mujeres me insistieron en que todo había sido realizado por mi bien y que en el futuro mi afortunado esposo tendría garantizada mi castidad de manera perpetua. 
Extracto del libro La esclava de Cleopatra, de César Vidal
  

VALORES CULTURALES Y VALORES CONGÉNITOS

El ser diestro o zurdo es un valor congénito, mientas que ser políticamente de izquierdas o de derechas es un valor cutural.  Entre los valores congéntos y los culturales puede haber conflictos.(...)

Los diversos grupos étnicos y religiosos hacen con frecuencia valoraciones contrapuestas. Entre lo argelinos arabizados se considera que las mujeres deben cubrirse la cara con un velo, pero no los hombres. Los turareg, sin embargo, hacen exactamente la valoracion opuesta, son los hombres, no las mujeres, quienes deben cubrirse la cara con el velo. En Alemania, hasta hcae poco, los protestantes transportaban el estiércol por las calles el dia del corpus christi, fiesta de los católicos, mientras que éstos hacian lo popio el vieres santo, fiesta de los protestantes. Los musulmanes consideran dia sagrado y festivo el viernes, los judios el sábado, los cristianos el domingo. 
La información valorativa se transmite a través de muchos canales, y es contagiosa. Los ideales y prejuicios se contagian fácilmente. Es fácil hacerse pacifista entre los pacifistas, antisemita entre los antisemitas, fumador entre los fumadores....
Mosterin, J, filosofia de la cultura
Define valor culutral y valor congénito. Busca ejemplos
¿por qué crees que los valores varian de unas culturas a otras?
¿hay valores comunes a todos los seres huamnos?



1.4.3.      UNIVERSALISMO

Esta postura propone un rechazo de las actitudes etnocéntricas para evitar que unas culturas se impongan a otras, basándose en un diálogo real que facilite la convergencia de aquellos rasgos culturales que han demostrado su eficacia: la organización democrática de la sociedad, la igualdad de oportunidades, el respeto a los derechos fundamentales…Se opone al relativismo pues considera que existen rasgos culturales universales, que al ser propios de la especie humana se deberían encontrar en todas las culturas. Este modelo reconce a todas las cuturas la posibilidad de ser diferentes entre sí pero iguales en cuanto a dignidad y derechos.
Los detractores de esta postura consideran que se trata de una especie de etnocentrismo camuflado, una manera de entender el mundo característica de la cultura occidental bajo la que se esconde un proyecto homogeneizador, subordinado a la globalización económica.

Busca información sobre el orígen de los derechos humanos.

1.5. HACIA  LA CONVERGENCIA CULTURAL

Una de las causas de la diversidad cultural es la falta de contacto en que vivían los distintos pueblos del mundo. Sin embargo, en la actualidad, el gran alcance y desarrollo de los medios de comunicación está borrando las distancias y acabando con el aislamiento. Aunque todavía existen zonas profundamente aisladas, el contacto cultural es cada vez mayor. Por esta razón, se dice que estamos en un momento de convergencia cultural sin precedentes.
Este contacto y la proximidad entre los diversos pueblos producen un fenómeno que se ha llamado contagio cultural. El conocimiento de otras formas de vida, costumbres y creencias posibilita que adoptemos algunos de estos elementos culturales cuando nos son útiles. La asimilación de rasgos propios de otros pueblos hace que cada vez, sean más parecidas las culturas humanas.
La convergencia cultural y el acortamiento de las distancias conduce a la globalización económica. Consiste en la implantación de políticas económicas neoliberales que potencian las injusticias y las desigualdades. Diversas plataformas contra la globalización ecónomica pretenden hacer llegar el mensaje de que otro mundo es posible si se opone un control exhaustivo a las multinacionales, así como un intenso programa de redistribución de la riqueza a escala mundial.

Los satélites artificiales hacen su trabajo, registran y transmiten con constancia notarial todo lo que ocurre en el planeta. Los teletipos, los faxes o lo que sea se encargan del resto. Podemos irnos a la cama informados de manifestaciones en el Nepal o almorzar plácidamente mientras observamos los efectos devastadores de un terremoto en San Francisco.
Alcoberro, A. El mundo es un pañuelo, of course!

ACTIVIDADES

EL ESPÍRITU DE LA FORTALEZA

Desde esta encrucijada (la construcción europea ante las olas de inmigrantes) se apuntan, a grandes rasgos, dos caminos. El primero es eminentemente defensivo e implica el desarrollo de lo que, con anterioridad, he llamado “el espíritu de la fortaleza”. Se trata de un movimiento de defensa a partir del cual Occidente, y en particular Europa, quiere prolongar su futuro partiendo restrictivamente de sus raíces. Para decirlo de una manera cruda: partiendo de la superioridad del etnocentrismo practicado por la raza blanca, de la verdad superior de la religión cristiana, de la riqueza excluyente de la cultura occidental, de la eficacia única del liberalismo…La insistencia en este camino unanimista entraña naturalmente el reforzamiento de un “modelo de trincheras” frente a la amenaza exterior. Las consecuencias lógicas son el autoritarismo defensivo y el racismo.
El segundo camino supondría apostar por una Europa poliédrica, capaz de alimentarse de sus raíces al tiempo que pusiera en cuestión el exclusivismo unicultural de su tradición. Al abrirse a una visión plural de su futuro, Europa debería ponerse en tensión consigo misma y paralelamente, superar el antagonismo entre civilización y barbarie. Éste creo, es el camino moralmente aconsejable y el único posible a medio plazo si quiere evitarse una conflagración de consecuencias imprevisibles.
Argullol, R. y Trías, E., El cansancio de Occidente

¿QUÉ ES EL HOMBRE?

Si se pregunta a un europeo culto lo que piensa al oír la palabra hombre, casi siempre empezarán a rivalizar en su cabeza tres círculos de ideas, totalmente inconciliables entre sí. Primero, el círculo de ideas de la tradición judeocristiana: Adán y Eva, la Creación, el paraíso, la caída. Segundo, el círculo de ideas de la Antigüedad clásica; aquí la conciencia que el hombre tiene de sí mismo se elevó por primera vez en el mundo a un concepto de su posición singular mediante la tesis de que el hombre es hombre porque posee ‘razón’ (...). El tercer círculo de ideas es el círculo de las ideas forjadas por la ciencia moderna de la naturaleza y la psicología genética, y que se han hecho tradicionales también hace mucho tiempo; según estas ideas, el hombre sería un producto final y muy tardío de la evolución en el planeta Tierra, un ser que sólo se distinguiría de sus precursores en el reino animal por el grado de complicación con que se combinaría en él la energía y las facultades que en sí ya existen en la naturaleza.
SCHELER, M., El puesto del hombre en el cosmos.


2.      INDIVIDUO-SOCIEDAD

2.1.  SOCIALES POR NATURALEZA

Conocer y tener en cuenta las diferencias culturales nos permite pensar que muchas de las cosas que forman parte de nuestra experiencia cotidiana no son sino alternativas posibles.  Tanto si nos remontamos a tiempos arcaicos, como si lo hacemos a lugares lejanos, comprobamos que el hombre vive en grupos o comunidades organizadas, que comparten conocimientos, costumbres, ideas…Sin embargo, hay un factor que  está presente en cualquier forma de vida humana conocida: su carácter social.
Tan natural le resulta al ser humano vivir en sociedad que, desde tiempos remotos, ha considerado la sociabilidad una tendencia innata y esencial a la especie humana.

La razón de que el hombre sea un ser social, más que cualquier abeja y cualquier otro animal gregario, es clara. La naturale­za, como solemos decir, no hace nada en va­no. Sólo el hombre, entre los animales, po­see la palabra (logos). La voz es una indi­cación del placer y del dolor; por eso la tienen también los otros animales. En cam­bio, la palabra existe para manifestar lo conveniente y lo dañino, así como lo justo y lo injusto. Y esto es lo propio de los huma­nos frente a los demás animales: poseer, de modo exclusivo, el sentido de lo bueno y lo malo, lo justo, lo injusto y las demás apreciaciones. La participación comunitaria en éstas es lo que funda la casa familiar y la ciudad.
  Es decir, que por naturaleza, la ciudad es anterior a la casa y a cada uno de nosotros. Pues el conjunto es necesariamente ante­rior a las partes. Pues si se destruye el conjun­to ya no habrá ni pie ni mano, a no ser con nombre equívoco, como se llama mano a una de piedra; esta será una mano sin vida. Todas las cosas se definen por su actividad y su capacidad funcional, de modo que cuando és­tas desaparecen no se puede decir que sigan siendo las mismas cosas, sino homónimas. Así que está claro que la ciudad es por natura­leza y es anterior a cada uno. Porque si cada individuo, por separado, no es autosu­fi­ciente, se encontrará como las demás par­tes, en función del conjunto. Y el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada por su propia suficiencia, no será un miem­bro de la ciudad, sino como una bestia o un dios.
Aristóteles, Política

Prácticamente todos los animales poseen una determinación instintiva muy completa que funciona como mecanismo de reacción y adaptación frente a la realidad. En cambio, el ser humano carece, en gran medida, de una pauta automática similar. Mediante las costumbres, las normas, las creencias… que forman la cultura, el grupo transmite a sus nuevos miembros pautas para garantizar adecuadamente la pervivencia individual y comunitaria. Así pues, gran parte de lo que en otros animales pertenece a la herencia biológica en los hombres forma parte de la herencia social.

2.2.COOPERACIÓN Y AGRESIVIDAD


El ser humano no posee rasgos que lo hagan destacar físicamente frente a otros animales. Por ello, si desea sobrevivir y prosperar, debe agruparse y trabajar en equipo. Esto es precisamente lo que ha venido haciendo desde que vive en sociedad. Pero junto a relaciones armónicas y cooperativas el ser humano establece también relaciones de competencia, rivalidad, conflicto y violencia.
¿Cuál es el origen de la violencia?

2.2.1.      Inherente a la naturaleza humana

Algunos autores, como Hobbes, consideran que es ser humano es un ser esencialmente egoísta, que sólo busca su propio beneficio y provecho. Es esta búsqueda topa con los otros a los que ve como obstáculos. Por eso, lo natural entre los hombres es la rivalidad, mientras que la cooperación surgen más tarde, de la conciencia de que es necesaria cierta colaboración para sobrevivir. Así, pues, la sociedad viene a ser un mecanismo de para limitar y controlar la natural inclinación a la lucha y el conflicto.

EL HOMBRE ES UN LOBO PARA EL HOMBRE


La causa final de los hombres al introdu­cir entre ellos esta res­tricción de la vida en la sociedad es cuidar de su propia preservación y conseguir una vida más dichosa; esto es, arrancarse de esa mise­ra­ble situación de “guerra de todos contra todos” que se vincula necesa­riamente a las pasio­nes naturales de los hombres, cuando no hay un poder visible que los mantenga en el temor, o por miedo al castigo atarlos a la realización de sus pactos y a la observa­ción de las leyes. Porque las leyes (como la equidad, la modestia, la misericor­dia) son por sí mismas contrarias a nues­tras pasiones naturales, que nos llevan a la parcialidad, el orgullo, la venganza cuando falta el temor hacia algún poder.(...) Esto es más que con­sentimiento o concor­dia; da lugar a una verdadera unión de todos los hombres hecha por un pacto de cada hombre con cada hombre, como si todo hombre debie­ra decir a todo hombre: "auto­rizo y abando­no el derecho a gobernarme a mí mismo, en favor de este hombre (el rey) o esta asam­blea, con la condición de que tú abando­nes también tu derecho y autorices todas sus acciones igualmente.

 HOBBES, T., Leviatán.
2.2.2.      Darwinismo sociológico

Considera que el proceso de cambio inherente a toda comunidad constituye un proceso de mejora de la civilización. No sólo las especies evolucionan, también lo hacen las distintas sociedades. La sociedad cambia para adaptarse a nuevas circunstancias, gracias a la lucha por la supervivencia que afecta a los individuos y a las comunidades. Del enfrentamiento por los escasos recursos se alza como victorioso el más preparado, haciendo del conflicto un mecanismo de progreso.

2.2.3.      Factores externos

Para algunos autores, el ser humano no es agresivo por naturaleza sino por necesidad. Son otros factores, como la falta de recursos, la densidad demográfica, la educación y los valores en los que se socializa a los miembros de una comunidad, los que explican en enfrentamiento de unos contra otros. Una comunidad que valora la fortaleza y el espíritu competitivo formará individuos más violentos que aquella que fomenta el diálogo y la cooperación.



Parece ser que en el ser humano conviven dos tendencias opuestas: la inclinación a cooperar con los demás, pero también el enfrentamiento y la oposición a los otros. Ambos fenómenos se deben al carácter un tanto especial del ser humano. En palabras de Kant, a su insociable sociabilidad. Pues por una parte, el ser humano es esencialmente sociable: necesita y desea la compañía de los otros, pero por otro, vive con el temor a perder su identidad como ser único y autónomo.

EL HOMBRE: NI HORMIGA NI LEÓN

El hombre es más complejo en sus impulsos y deseos que cualquier otro animal, y de esta complejidad surgen sus dificultades. No es ni completamente gregario, como las hormigas y las abejas, ni totalmente solitario, como los leones o los tigres. Es un animal semi-gregario. Algunos de sus impulsos y deseos son sociales, otro son solitarios. La parte social de su naturaleza se manifiesta en el hecho de que un confinamiento en solitario es una forma de castigo muy severa; la otra parte se manifiesta en su amor por la privacidad y en el rechazo a hablar con extraños. Graham Wallas, en su excelente libro Human Nature in Politics, señala que el hombre que vive en una zona muy poblada, como por ejemplo Londres, desarrolla un mecanismo defensivo de comportamiento social que tiene como fin protegerle de los molestos excesos de los contactos humanos. Las gentes sentadas una junto a otra, en un autobús o en el metro, normalmente no se dirigen la palabra pero si ocurre algo alarmante, como un bombardeo aéreo o incluso una niebla más espesa de lo normal, los extraños inmediatamente comienzan a desarrollar un sentimiento amistoso y hablan entre ellos sin reserva. Este tipo de comportamiento ilustra la oscilación entre la parte privada y social de la naturaleza humana.
Russell, B., Sociedad humana: ética y política.

Busca otros ejemplos que ilustren la oscilación entre las partes privadas y sociales de la naturaleza humana.

2.3.      EL PROCESO DE SOCIALIZACIÓN

El proceso de adquisición y asimilación de las habilidades, pautas y creencias para vivir en sociedad se denomina socialización. Esta asimilación permite que nos identifiquemos con nuestro grupo y nos sintamos miembros reales de él.
Los bebés humanos son, en comparación con otras crías animales, seres indefensos y necesitados. Muchas de las cosas que necesitamos saber para sobrevivir ( andar, hablar, reír…) hemos de aprenderlas. Mediante la socialización modelamos nuestra conducta y   personalidad; reconocemos los comportamientos que son deseables y los que no lo son, lo correcto y lo incorrecto etc. Mediante la socialización no sólo nos integramos en la sociedad, sino que también nos formamos como personas. La socialización no solo es importante porque nos hace miembros efectivos de nuestra comunidad, sino que también es imprescindible porque es un proceso de humanización. Somos humanos no solo por el hecho de tener progenitores que lo son, sino porque vivimos con y como los humanos.

LOS NIÑOS SALVAJES (EJEMPLOS DE INDIVIDUOS SIN SOCIALIZAR)


  • VÍCTOR  DE AVEYRON
El 9 de enero del año 1800 una extraña criatura surgió de los bosques cercanos al pueblo de Saint-Serin en el sur de Francia. Excepto por el hecho de que caminaba en posición erecta se asemejaba más a un animal que a un humano, pero pronto fue identificado como un niño de unos once o doce años. Únicamente emitía estridentes e incomprensibles chillidos. El niño parecía carecer del sentido de la higiene personal y evacuaba donde y cuando le parecía. Fue conducido a la policía local y, más tarde, a un orfanato cercano. Al principio trató de escapar constantemente y pudo ser retenido no sin dificultades, y se negó a llevar ropas rasgándolas tan pronto como habían terminado de ponérselas. Ningún padre le reclamó jamás.
El niño fue sometido a un detallado examen médico en el que no se identificó ninguna anormalidad digna de destacarse. Cuando se le puso delante de un espejo pareció que era capaz de ver su imagen, pero no de reconocerse a sí mismo. En una ocasión trató de alcanzar a través del espejo una patata que había visto reflejada en él. (La patata estaba, de hecho, sostenida por alguien detrás de su cabeza.) Después de varios intentos, y sin volver la cabeza, cogió la patata por encima de su hombro. Un sacerdote que observaba al niño a diario y que describió el incidente de la patata al que hemos aludido escribió: “Todos estos pequeños detalles, y muchos otros que podríamos añadir, prueban que este niño no carece totalmente de inteligencia ni de capacidad de reflexión y razonamiento. Sin embargo, nos vemos obligados a reconocer que, en todos los aspectos que no tienen que ver con sus necesidades naturales o la satisfacción de su apetito, se percibe en él un comportamiento puramente animal. Si tiene sensaciones no desembocan en ninguna idea. Ni siquiera puede compararlas unas con otras. Podría pensarse que no existe conexión entre su alma o su mente y su cuerpo.
Más tarde, el niño fue trasladado a París, donde se llevó a cabo un intento sistemático de transformarle ‘de bestia en humano’. El esfuerzo resultó parcialmente satisfactorio. Aprendió a utilizar el retrete, accedió a llevar ropa y aprendió a vestirse solo. Pero no le interesaban ni los juguetes ni los juegos, y nunca fue capaz de articular más que un reducido número de palabras. Hasta donde sabemos por las detalladas descripciones de su comportamiento y sus reacciones, la cuestión no estaba en que fuese retrasado mental. Parecía que no deseaba dominar totalmente el habla humana o que era incapaz de ello. Con el tiempo hizo escasos progresos, y murió en 1828, a la edad de 40 años.”


  • GENIE.
No podemos saber el tiempo que vivió solo en los bosques el ‘niño de Aveyron’ o si sufría o no algún defecto congénito que le impidió desarrollarse como un ser humano normal. Sin embargo, existen ejemplos recientes que apoyan algunas observaciones hechas sobre su comportamiento. Un caso muy reciente lo proporciona la vida de Genie, una niña de California que estuvo encerrada en una habitación desde que tenía aproximadamente un año y medio hasta los trece. El padre de Genie retuvo a su esposa, que se estaba quedando ciega, prácticamente confinada en la casa. La principal conexión de la familia con el mundo exterior era a través de un hijo adolescente que iba a la escuela y hacía la compra.
Genie tenía un defecto en la cadera de nacimiento que le impidió aprender a andar bien, y su padre le pegaba a menudo. Cuando Genie tenía veinte meses parece ser que el padre decidió que era retrasada y ‘la encerró’ en una habitación con las cortinas corridas y la puerta cerrada con llave. Permaneció en dicha habitación durante los siguientes nueve años, y sólo veía a los otros miembros de la familia cuando le traían la comida. A Genie no se le enseñó a asearse, y estuvo parte del tiempo atada, desnuda, a una sillita de niño. A veces, de noche, la soltaban, pero sólo para meterla en una prenda represora, un saco de dormir en el que sus brazos quedan inmovilizados. Así atada, la metían en una cuna con una malla metálica a los lados y una manta de red por encima. De algún modo consiguió, en estas tremendas circunstancias, soportar el paso de las horas, los días y los años. Apenas si tuvo oportunidad de escuchar alguna conversación entre otros miembros de la casa. Si intentaba hacer algún ruido o llamar la atención, su padre le pegaba. Éste no le habló nunca, y ladraba o emitía ruidos de animales si ella hacía algo que le molestaba. Carecía de juguetes propios de su edad o de otros objetos con los que ocupar su tiempo.
En 1970 su madre escapó de la casa, llevándose a Genie con ella. La situación de la niña llegó a oídos de un trabajador social y la niña fue ingresada en la sala de rehabilitación de un hospital infantil. Cuando llegó al hospital no podía mantenerse en posición erecta, correr, saltar o trepar, y sólo era capaz de andar arrastrando torpemente los pies. Un psiquiatra la describió como ‘no socializada, primitiva, apenas humana’. Sin embargo, una vez en la sala de rehabilitación Genie hizo progresos relativamente rápidos. Aprendió a comer normalmente, y accedió a vestir como los demás niños. Pero permanecía callada casi todo el tiempo, excepto cuando se reía, con una risa aguda y ‘artificial’. Más tarde vivió como hija adoptiva en casa de uno de los doctores del hospital, y fue desarrollando gradualmente un vocabulario bastante amplio, suficiente para emitir un número limitado de frases elementales. Pero su dominio del lenguaje nunca progresó más allá del de un niño de tres o cuatro años.
El comportamiento de Genie se estudió intensivamente y se le hicieron una serie de tests a lo largo de un período de siete años. Éstos parecían indicar que no era imbécil y que no sufría ningún otro defecto congénito. Parece que lo que le ocurrió a Genie, al igual que al ‘niño de Aveyron’, es que cuando accedió al contacto humano había sobrepasado la edad en la cual los niños ya han realizado el aprendizaje del lenguaje y de otras habilidades humanas. Probablemente existe un ‘período crítico’ para el aprendizaje del lenguaje y de otras habilidades complejas después del cual es demasiado tarde para llegar a dominarlos completamente. El ‘niño salvaje’ y Genie proporcionan una idea aproximada de lo que sería un niño ‘no socializado’. Ambos retuvieron numerosas actitudes ‘no humanas’, aunque, a pesar de las privaciones que sufrieron, ninguno demostró ningún vicio duradero. Respondieron de inmediato a los que les trataron con cuidado, y adquirieron un nivel mínimo de las habilidades humanas ordinarias.

GIDDENS, A., Sociología,



CINE: EL PEQUEÑO SALVAJE


Ficha Tècnica:
Título “L’Enfant Sauvage”
Director: François Truffaut
Nacionalidad: Francia.
Duración: 85 m.
Año: 1969 (B/N)

Ficha Artística:
Jean-Pierre Cargol (Victor)
François Truffaut (Dr. Jean Itard)
Françoise Seigner (Madame Guerin)
Jean Dasté (Profesor Philippe Pinel)

Sinopsis:
El dr. Jean Itard se hace cargo de un niño de unos 12 años que ha sido encontrado a los bosques de Aveyron desnudo y sin habla. El doctor consigue que se lo confíen, lo trae a su casa y empieza su educación, hasta que consigue civilizarlo. Al ninguna de un tiempo el niño se encuentra perdido entre el deseo de recuperar la vida salvaje y su nueva vida con su protector.


2.4.       ETAPAS  DE  LA SOCIALIZACIÓN

Aunque la socialización es más intensa y profunda durante la infancia, lo cierto es que se trata de un proceso tan largo como la vida misma. En este sentido el ser humano se caracteriza, frente al resto de las especies por una capacidad de aprendizaje mayo r y más larga. Se produce lo que algunos autores han llamado “juvenilización” de la especie.
Pero el aprendizaje es más fecundo durante la infancia. Ya aunque la capacidad de asimilar conocimientos nunca se pierde esta disposición queda entumecida con el paso del tiempo. Fíjate en que los niños tienen una facilidad extraordinaria para aprender cualquier cosa, por ejemplo, un idioma, y compáralo con sus padres o abuelos cuando intentan adquirir esas mismas habilidades.  Además existen contenidos con fecha de caducidad, pues superado cierto límite de edad resulta imposible adquirir algo tan esencial como el lenguaje.

En una palabra, el chimpancé, como otros mamíferos superiores, madura antes que el niño humano pero también envejece mucho antes con las mas irreversible de las ancianidades: no ser ya capaz de aprender nada nuevo. En cambio, los individuos de nuestra especie permanecen hasta el final de sus días inmaduros, tanteantes y falibles pero siempre en cierto sentido juveniles, es decir, abiertos a nuevos saberes. Al médico que le recomendaba cuidarse si no quería morir joven, Robert Louis Stevenson le repuso: “ ay, doctor, todos los hombres mueren jóvenes!” es una profunda y poética verdad:
Savater F., El valor de educar

A causa de esta diferencia en la facilidad e intensidad con que se produce el aprendizaje en unas etapas u otras de la vida se distinguen dos tipos de socialización: primaria y secundaria.


SOCIALIZACIÓN PRIMARIA


SOCIALIZACIÓN SECUNDARIA
ETAPA

infancia
adultez



CARACTERÍSTICAS
Adquisición de pautas y costumbres del grupo social
Se potencia mediante vínculos afectivos
Inconsciente

Readaptación a cambios en el entorno
Responde a relaciones afectivas como intereses económicos o pragmáticos
Puede darse de forma consciente y deliberada



EJEMPLOS
Adquisición del lenguaje
Respeto por las costumbres sociales
Asimilación de normas y valores


Reajuste de nuestra conducta


MECANISMOS
Imitación
Aprobación y recompensa ante las conductas satisfactorias y reprobación y rechazo de las indeseadas.

Igual que la primaria y además comunicación y transmisión explícita.

AGENTES
Familiares, amigos, maestros
Medios de comunicación, libros, asociaciones, partidos políticos…


2.5.      RELACIÓN INDIVIDUO-SOCIEDAD

El individuo y la sociedad forman un binomio difícilmente separable. Ahora bien, en cuál de los dos polos hagamos recaer el peso fundamental de la relación, tendremos concepciones bien distintas:

2.5.2.      COLECTIVISMO

Determinadas teorías de la sociedad minimizan e valor del individuo fuera del entramado social. Son llamadas colectivistas, el individuo es tan solo una pieza más del engranaje social. Solo es relevante en relación al funcionamiento de la maquinaria social, pero carece de valor por sí mismo, siendo perfectamente sustituible y reemplazable. El colectivismo tiene a promover el bien colectivo y trata al individuo como medio para su conservación y no como fin en sí mismo.
Un colectivismo radical puede dar como resultado el totalitarismo. El interés del estado suele ser sinónimo de ausencia de libertades individuales, pues éstas pueden hacer peligrar su perpetuación.

2.5.3.      INDIVIDUALISMO

La sociedad no es más que la suma de individuos. Sólo tiene sentido en virtud de los individuos concretos de los que surge. El individualismo se caracteriza por considerar que el individuo concreto con sus necesidades, deseos, y preferencias, está por encima de cualquier otra consideración aunque ésta sea promover el bien común. Por esta razón fomenta virtudes individualistas como la competitividad, el esfuerzo, la ambición. Además defiende que el desarrollo social no depende de la regulación estatal, sino de las capacidades y los esfuerzos personales.
El liberalismo radical es egoísta e injusto. Puede enmascarar un sistema social insolidario, en el que la libertad sólo sea real para los privilegiados; los que no poseen dinero quedan desamparados frente a los abusos de los poderosos y la pasividad de las instituciones.

INDIVIDUALISMO

Algunos filósofos franceses habla de “reinventar al individuo” ¡qué tontería! Está bien inventado y reinventado. Lo que hay que pensar e imaginar es cómo acabar con él: como destruirlo. Yo creo que el individuo es un verdadero monstruo (…) este individuo, en este sentido no es solidario respecto a nada. Solo de él mismo (y del vacío que le rodea). Constituye ese átomo-cápsula que es la unidad mínima de nuestra sociedad tecnológicamente orientada y construida a escala masiva. Tal individuo insolidario tiende a crear a su alrededor capsulas que actúan como amortiguadores en relación al vacío que le envuelve. Su vivienda, su célula familiar, su automóvil, todo tiende a reproducir ese carácter encapsulado de su ser.
Eugenio Trias, El cansancio de Occidente

Etiquetas:

1 comentarios:

A las 30 de noviembre de 2017, 8:09 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal