1 ago. 2014

REALIDAD Y VERDAD


 TEMA 5: REALIDAD Y VERDAD

1. ¿QUÉ ES LA REALIDAD?

Si preguntamos a alguien qué es la realidad, nos contestará con un convencimiento total que la realidad es  lo que existe, lo que está ahí. Esta convicción es la que ha permitido al ser humano adaptarse al ambiente, pues si comenzáramos a dudar de la realidad del mundo probablemente moriríamos. En esto nos distinguimos del resto de los animales: no nos limitamos a actuar de manera efectiva en el mundo para satisfacer nuestras necesidades y sobrevivir, sino que podemos conocer la realidad, podemos entender las cosas que se nos presentan y preguntarnos por su realidad.
Aceptada la posibilidad de conocer, uno de los empeños de la filosofía ha sido explicar cuál es la relación entre nuestros contenidos mentales (ideas) y la realidad. Veamos cuatro modelos que se diferencian por la distinta importancia que conceden a los elementos esenciales del conocimiento: sujeto y objeto; o dicho de otro modo, conciencia y realidad.

 EL REALISMO

El realismo defiende que la realidad (objeto) existe por sí misma, independientemente de la conciencia del sujeto. Lo único que podemos hacer los seres humanos es captar la realidad, pero eso no la altera ni la modifica. Para el realismo conocemos las cosas en sí mismas, tal cual son. Por ejemplo, vemos las margaritas blancas con el centro amarillo, sencillamente porque las margaritas son, en realidad, blancas con el centro amarillo.
En filosofía, llamamos realismo “ingenuo” a la postura de quienes defienden que la realidad existe pero no aportan pruebas sobre su existencia. Así, a cualquier persona a la que le preguntáramos si existe la realidad, respondería sencillamente que sí. Consideran que la realidad es algo existente que “está ahí” y que podemos conocer. Cualquier otra afirmación sería absurda, pues tenemos la experiencia de la realidad.
En general, los filósofos del  mundo antiguo, como Platón o Aristóteles, son “realistas ingenuos” pues se limitaron a filosofar sobre la realidad sin cuestionar su existencia
Sin embargo, el hecho de que podamos percibir la realidad no demuestra en absoluto su existencia. Hay cosas que podemos percibir y al parecer no existen (ilusiones ópticas). También hay cosas que no podemos percibir y al parecer existen (átomos). Sería entonces incoherente concluir que, simplemente porque veo algo, ese algo existe. Además, nada prueba que lo que aparece en mi mente tenga un “duplicado” en la realidad. En filosofía, a esta cuestión se le llama “el problema del puente”: ¿hay algún puente  o conexión entre mi pensamiento y la realidad? ¿En qué podría basarme para probar que lo que aparece en mi mente se corresponde con algo ahí fuera?

ACTIVIDAD: GIGANTES O MOLINOS DE VIENTO

 “En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo: y así como don Quijote los vio dijo a su escudero:
- la ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear: porque es allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes con quienes pienso hacer una batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que esta es buena guerra y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente sobre la faz de la tierra.
-¿Qué gigantes?-dijo Sancho Panza
-Aquellos que allí ves -respondió su amo- de los brazos largos, que los suelen tener algunos de dos leguas.
-Mire vuestra merced-respondió Sancho- que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino.”
Cervantes, Don Quijote
-¿Quién tiene razón, Sancho o Don Quijote? ¿Tenemos alguna prueba de que la realidad existe?

EL IDEALISMO

El idealismo, en cambio, afirma que la realidad  no existe independientemente del sujeto. La realidad es solo un producto de nuestro pensamiento o una entidad ideal, pero no un sustrato material que podamos constatar. Lo indudable es la existencia de la conciencia, la seguridad de que yo estoy pensando o conociendo la realidad.  De lo único de lo que podemos estar seguros, como punto de partida, es que nos representamos la realidad en nuestra conciencia. Puedo preguntarme si el perro existe, (podría ser una ilusión óptica) pero es indudable que estoy pensando en el perro, y representándolo en mi mente.  Lo incuestionable para el idealismo es la existencia de la conciencia. Ésta se demuestra según un célebre argumento de Descartes: “Pienso, luego existo” de lo que puedo estar seguro es que mi conciencia existe, dado que pienso; una cosa que no existe no puede pensar. Pero luego hay que dar un paso más: ¿existe la realidad que yo puedo representarme en mi mente? A pesar de sus empeños (Descartes y Hegel, entre otros, realizaron auténticas piruetas filosóficas), el idealismo no puede salir del célebre “problema del puente”.

REALISMO
IDEALISMO
Prioridad del objeto
Prioridad del sujeto
Se supone la existencia del mundo
Se cuestiona la existencia del mundo
Lo que se conoce son las cosas
Lo que se conoce son las ideas
Actitud pasiva del sujeto
Actitud constructiva del sujeto






 

MATRIX
Los filósofos han inventado muchos argumentos para hacer ver el “error” del realismo ingenuo. El más famoso de ellos es el argumento de Putman: ¿y si, en realidad, sólo fuéramos “cerebros en cubetas”, conservados en un líquido, y conectados a un gran ordenador que envía sensaciones a nuestro cerebro, de tal forma que lo que vemos no fuera real?

Este ejemplo inspiró el argumento de la película Matrix (EEUU, 1999) de los hermanos Wachowski que plantea qué ocurriría si la realidad virtual se utilizara para encerrar a la gente. La acción se presenta en el año 2070, cuando Thomas Anderson trabaja en un cubículo con un ordenador. Introduciéndose en otros sistemas conoce a Morfeo, quien le muestra que el ser humano es víctima de Matrix (la matriz), un sistema masivo de inteligencia artificial que se ha grabado en la mente de las personas y ha creado la ilusión de un mundo real, utilizando sus cerebros y sus cuerpos como energía, y librándose de ellos como baterías gastadas cuando se acaban. Morfeo, sin embargo, está convencido de que Anderson es “Neo”, el único que puede romper la matriz y llevar a la gente a la libertad física y psicológica.

LO REAL PARA NOSOTROS

No podemos captar las cosas en sí mismas sino sólo tal como las descubrimos por medio de nuestros sentidos y de la inteligencia que ordena los datos brindados por ellos. O sea, que no conocemos la realidad pura sino sólo cómo es lo real para nosotros. Nuestro conocimiento es verdadero pero no llega más que  hasta donde lo permiten nuestras facultades. De aquello de lo que no recibimos información suficiente a través de los sentidos (que son los encargados de aportar la materia prima de nuestro conocimiento) no podemos saber realmente nada, y cuando la razón especula en el vacío sobre absolutos como Dios, el alma, el universo, etc… se aturulla en contradicciones insalvables.

Savater, F., Las preguntas de la vida

EL PRAGMATISMO.

En el s. XIX surgió el pragmatismo, postura que se anuncia en Nietzsche y tendrá numerosos seguidores durante el siglo XX, como Ortega y Gasset y Heidegger. Para esta corriente lo importante no es que las cosas existan o no, qué sean en sí mismas. Lo importante es que los objetos del mundo son para mí “instrumentos”, “útiles”. Carece de sentido, por ejemplo, preguntarse si la silla existe; lo importante es que la silla es útil para mí, es la silla sobre la que descanso. Así, todos los objetos existen en tanto que existen para mí, en tanto que forman parte de mi vida. Algunos filósofos han resuelto así el problema. Para Popper, por ejemplo, la prueba de que una piedra existe se encuentra en que, si le doy una patada, evidentemente me dolerá. Es decir, la piedra “me devuelve el golpe”.
Sin embargo, parece que esta opción resuelve el problema simplemente por retirada. No responde en realidad a la pregunta de si existe o no la realidad; simplemente afirma que lo que yo percibo a mi alrededor existe en función de mi vida. De hecho los objetos se pueden tocar, un perro es tan real que puede darme un bocado, un precipicio es tan real que puedo precipitarme por él. 

REALISMO CRÍTICO.

Otra solución contemporánea ha sido elaborada, ya en el siglo XX, por autores como Popper y Putnam. Esta corriente acepta que la realidad y mi representación de la realidad no tienen por qué coincidir (de ahí que se le llame “crítico”). Sin embargo, para que yo me represente algo en mi mente, debe haber algo en la realidad que suscite esa representación. Tal vez el cielo no es del color que yo lo veo, pero es indudable que existe algo que estimula mis sentidos, que me envía fotones y que yo me represento: el cielo existe, aunque no sea exactamente como yo lo percibo (de ahí que se llame a esta postura “realismo”).
Los colores no son “realmente” como los vemos pero las longitudes de onda que provocan la visión del color sí son reales. Por tanto, el conocimiento es la interpretación de algo real.

ACTIVIDAD
Completa el siguiente cuadro.

TEORÍA
Realismo ingenuo
Idealismo
Pragmatismo
Realismo crítico
Representantes





Caracterización





Argumentos a favor





Objeciones







REALIDAD Y APARIENCIA

La reflexión acerca de lo real y lo irreal nos hace pensar en la posibilidad del engaño, en la ilusión y las apariencias. La apariencia de las cosas es parte de su realidad, pero también puede estar ocultando la verdadera realidad de algo.
Cuando decimos: “Marcos buscaba a su verdadera madre” o “las perlas de Julia eran de verdad”, estamos utilizando este término como sinónimo de “Auténtico”. Pero ¿esto significa que algunos objetos son auténticos y otros no?. Para algunos filósofos es preciso distinguir entre la auténtica realidad: los objetos y hechos del mundo tal como son realmente (por ejemplo, como es realmente una amapola) y la realidad aparente; la forma como aparece o se manifiesta esa realidad (por ejemplo, roja para nosotros, violeta para las abejas)
La distinción entre realidad y apariencia ha sido objeto de una larga polémica en la historia de la filosofía sin embargo ha predominado la concepción que considera que las apariencias son ocultaciones de la realidad. Las cosas no son como parecen (los objetos no empequeñecen cuando se alejan) las apariencias nos engañan y ocultan la verdadera realidad.
En este punto es donde la pregunta acerca del conocimiento sobre la realidad se torna en pregunta por la verdad. 

REALIDAD VIRTUAL

En la actualidad usamos con frecuencia la expresión “realidad virtual” para referirnos al conjunto de percepciones y sensaciones generadas con ayuda de un soporte técnico. Pero no solo la tecnología es capaz de generar este tipo de realidad hay productos dela ficción o la fantasía, como por ejemplo, una novela, un poema, que también pueden hacerlo dicho conjunto de percepciones  sensaciones de carácter imaginario configuran un entorno o mundo nuevo, llamado realidad virtual. La reflexión sobre las consecuencias futuras de este movimiento de indistinción entre lo real y lo simulado, lo físico y lo electrónico, han sido explotadas con frecuencia por las películas de ciencia-ficción, como Desafío Total en la que una empresa del futuro está dedicada a grabar en el cerebro, por un módico precio, los recuerdos vividos de un viaje a lugares donde no se ha estado jamás, de tal forma que se incorpora a la conciencia una vivencia plena equivalente a la estancia en dichos lugares.

Inquietante video sobre realidad aumentada
https://www.youtube.com/watch?v=oUHnh-ZYoWs

ACTIVIDAD: SECOND LIFE
Para resumir qué es Second Life daremos cuatro pinceladas, podemos decir que se trata de una plataforma on-line 3D, en la que todos los internautas pueden crear su alter ego (el cual pueden diseñar a su gusto) y son libres para moverse, bien caminando, volando o tele transportándose, por un mundo tan extenso como el real, que los propios usuarios van construyendo. La diferencia que marca el éxito de este juego es el hecho de que, por primera vez, el dinero real entre en el juego. Y eso significa una oportunidad de negocio: la especulación inmobiliaria virtual, la venta de objetos 3D, conciertos o fiestas, empresas y multinacionales como Adidas, la prostitución, la asistencia psiquiátrica, los recitales de poesía, la propaganda política... 

-¿Crees que S.L. es sólo un juego o piensas que se trata de algo más?
-Seguramente has visto cómo hay gente que realmente vive una segunda vida dentro S.L; ¿Crees que este hecho implica que realmente S.L. es otra realidad, o que poco a poco lo será?
-Recuerda la concepción pragmática de la realidad que hemos estudiado; según esta, decíamos que la realidad de una silla no depende de que tenga una existencia material o no, sino de que me sirva por sentarme. Desde este punto de vista, ¿qué diferencia habría entre la realidad “tradicional” y la realidad de S.L?
-Hay muchas personas que viven más tiempo dentro S.L. que fuera, que tienen allá los amigos y que incluso se ganan la vida con negocios a S.L; ¿Cuál crees que es la realidad para estas personas?


CINE: Y TÚ QUE SABES?



Fiche Tècnica:
Título original : What the Bleep Do We Know!?
Dirección:  W. Arntz, B. Chasse i M. Vicente
Producción:   W. Arntz i B. Casse
Nacionalidad:              EE.UU.
Duración:                     120 m.
Año:                             2004

Sinopsis: Amanda, una fotógrafa divorciada, se encuentra convertida en una especie de Alícia en el país de las maravillas a partir del momento en qué los misterios del mundo físico empiezan a revelársele en la vida de cada día. La nueva profundidad adquirida por su mirada le cambiará la existencia. Documental, animación y ficción cinematográfica confluyen en esta cinta atípica en qué un grupo de científicos instalados en la frontera entre la ciencia y la metafísica comenta, a guisa de corazón griego, el sentido de las acciones de los protagonistas.

a) ¿Qué te ha parecido la película? ¿Crees que está todo exagerado o que realmente vivimos con esta incertidumbre sin adornarnos?
b) ¿Cuál es el principio teórico en qué se basan las afirmaciones sobre el carácter ambiguo de la realidad? ¿Cuál es el principio teórico en que se basan las afirmaciones sobre el comportamiento imprevisible de la materia?
c) ¿Qué te parece el hecho que se haya conseguido que un mismo objeto esté en dos lugares diferentes a la vez? ¿Crees que puede tener consecuencias importantes sobre nuestra concepción de la realidad o que se trata más bien de una anomalía?
d) Comprueba si tu respuesta a la pregunta anterior es parecida a la que Francesco Sizzi (o cualquier otro astrónomo del s. XVII contrario al modelo heliocéntrico) podría pensar sobre la observación de Galileo de las lunas de Júpiter. ¿Te parece una situación parecida a la que está viviendo hoy la ciencia?
e) Si, como piensan algunos de los científicos de la película, la materia no es una sustancia sino sólo una posibilidad que nosotros configuramos... ¿qué es la realidad? ¿Existe realmente o la crea el ser humano para poder pensarla? O ¿quizás eres tú mismo el que crea la realidad entera? O ¿toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son?

2. EL PROBLEMA DE LA VERDAD

La verdad, así como su relación con la realidad, su tipo y formas de reconocerla, han constituido uno de los problemas fundamentales de la filosofía. Consideramos que hay hechos y objetos que son verdaderos o auténticos. Frente a los hechos y objetos aparentes y engañosos. Por ello se entiende la búsqueda de la verdad como un proceso de desvelamiento de lo auténtico que de otro modo permanecería oculto por las apariencias.
Es importante distinguir además algunos términos que suelen utilizarse como sinónimos:
- Veracidad: es la intención del hablante de no engañar. Esto es independiente de que lo que se diga sea verdadero o falso. Por ejemplo, un testigo en un juicio ha de ser veraz, contar lo que sabe, a pesar de que no sepa la verdad del caso.
- certeza: confianza subjetiva en que algo es verdadero. Hace referencia a la claridad, a la evidencia, a tener datos suficientes para afirmar que algo es cierto.
- Sinceridad: ser sincero es ser veraz, pero introduce un compromiso de la persona.
Sin embargo, la definición de verdad es una tarea muy difícil y en todas las definiciones nos encontramos con un mismo problema: no hay un acuerdo unánime sobre qué sea la verdad, porque esa definición depende de la teoría con la que se esté concibiendo la verdad, del contexto en que se emplee e incluso de la tradición cultural en la que se inscriba quien lo utiliza.

ACTIVIDAD: TRES SIGNIFICADOS

La cultura occidental se ha constituido a partir de dos grandes tradiciones; la cultura griega y la judeo-cristiana. En ellas se encuentran las bases de nuestro modo de entender el mundo. Pero como tenían distintas lenguas, cada una nos ha dejado un término diferente para hablar de la verdad y, por tanto, de concebirla.
- aletheia, del griego, ha sido entendido como lo que está oculto, escondido, lo que está patente, manifiesto, desvelado. La falsedad es el encubrimiento. La verdad es mostrar, sacar a la luz.
- veritas, del latín, apunta a la exactitud y al rigor en el decir. Verdad es lo que es exacto, completo, sin omisiones
- emunah, del hebreo, (de la misma raíz que amén) encierra una referencia a la confianza. El dios verdadero es ante todo el que cumple lo que promete, como el amigo verdadero es aquel con quien se puede contar. Un amigo falso, por el contrario, no es un amigo “inexistente” sino un amigo que falla, en quien no se puede confiar.
 Adaptado de J. Marías: Introducción a la filosofía, Revista de Occidente.

TEORIAS DE LA VERDAD

Por teorías de la verdad entendemos los diversos intentos producidos a los largo de la historia para definir y explicar qué es la verdad. La verdad no solo se atribuye a la realidad, sino, sobre todo, a las afirmaciones que hacemos acerca de ella. Así entendida, la verdad sería una propiedad que pueden tener nuestras proposiciones.

-        VERDAD COMO CORRESPONDENCIA O ADECUACIÓN

Considera que una  proposición es verdadera cuando hay una adecuación entre lo que proposición expresa y la realidad a la que se refiere. Por ejemplo, “Julia y Marcos fueron al cine” es una proposición verdadera si Julia y Marcos fueron al cine y falsa si no fueron.
La formulación clásica la proporcionó Aristóteles:” decir de lo que es que no es o de lo que no es que es, eso es falso; decir de que es que es y de lo que no es que no es, es verdadero” La verdad se entiende como una relación de ajuste entre el objeto y el sujeto, una  concordancia entre lo que se dice de algo y lo que ese algo es.
 Sin embargo, aunque wsta concepción es muy intuitiva no puede resolver algunas cuestiones: ¿cómo puede saberse lo que algo es con independencia del sujeto? ¿Es posible salir de nosotros mismo para comprobar la conexión entre pensamiento y realidad?

VERDAD COMO COHERENCIA

Considera que una proposición es  verdadera si no entre en contradicción con el resto de las proposiciones aceptadas. Por ejemplo, “si sigues hacia el horizonte, llegarás al fin del mundo” es falsa porque contradice numerosas afirmaciones verdaderas como “la Tierra es redonda”. Esta teoría fue formulada por Hegel por primera vez. La verdad de una oración depende de su posible o imposible incorporación al conjunto de proposiciones que tenemos ya por verdaderas: cualquier nuevo conocimiento, ya sea en ciencia o en la vida cotidiana, ha de efectuarse desde el sistema de conocimientos que ya poseíamos y los consideramos verdadero si podemos integrarlo en él.  La verdad de una proposición no puede determinarse recurriendo a la realidad. Nada es verdadero o falso aisladamente, sino que cada uno de nuestros conocimientos está referido y contactado con el resto del sistema del saber en qué se integra.
-        
      VERDAD COMO UTILIDAD

La teoría pragmatista de la verdad acepta la adecuación pero la interpreta tomando en cuanto la utilidad de los enunciados para resolver los problemas vitales. Considera que una proposición es verdadera cuando es útil. La verdad o falsedad de una proposición coincide con las consecuencias que resulten de aplicarla. Williams James entiende la adecuación en el mismo sentido en que decimos “esta moto es adecuada para hacer moto-Cross”, en el sentido de que sirve para un determinado fin, o que funciona de modo conveniente, es útil para un propósito. Por tanto un enunciado es verdadero si es apto para resolver problemas o para satisfacer necesidades. Por ejemplo, una teoría verdadera sobre el SIDA sería aquella que permita curarlo. Ahora bien, la verdad referida a la práctica es siempre provisional, porque lo que funciona, es decir, lo que es verdadero en un momento determinado, deja de serlo en otro. Se trata de una concepción dinámica porque esta no es una propiedad adquirida de una vez por todas, sino un proceso: se hacer verdad si la acción muestra su eficacia o tiene consecuencias beneficiosas.
-       
      VERDAD COMO CONSENSO

Consiste  en que nuestras creencias para ser admitidas como verdaderas, han de ser aceptables para cualquier sujeto racional. La verdad no es algo privado, sino que requiere el consenso de la comunidad. Esta teoría defendida por Habermas, entre otros, destaca la necesidad del diálogo como marco para ir descubriendo cooperativamente la verdad. Cuando decimos que algo es verdadero  estamos dando a entender que creemos tener razones suficientes para convencer a otros sujetos de la verdad de la proposición siempre que podamos dialogar libremente sobre ello, sin presiones externas a la búsqueda misma de la verdad. Así funcionan, por ejemplo, las comunidades científicas que buscan cooperativamente la verdad. Están dispuestas a dialogar con otras sin coacciones, sin trampas, para comprobar si pueden llegar a suscitar la adhesión de los demás interlocutores, si pueden generar consenso en torno algo que tienen por verdadero.
Sin embargo, aunque la verdad exija consenso, éste no es garantía suficiente de verdad. Aunque es cierto que los conocimientos verdaderos han de ser admitidos por todos los sujetos, no es cierto lo contrario: esto es, que lo admitido por todo el mundo haya de ser verdadero. Prueba de ello son las teorías científicas que fueron admitidas por la comunidad científica y que han quedado desfasadas (geocentrismo, lamarkismo…)

ACTIVIDADES

PRAGMATISMO
La verdad es una propiedad de algunas de nuestras ideas. Significa adecuación con la realidad, así como falsedad significa inadecuación con ella. (…)Admitida como cierta una idea o creencia, ¿qué diferencia concreta de deducirá de ello para la vida real de un individuo? ¿Cómo se realizara la verdad? ¿Qué experiencias serán diferentes de la que obtendrían si estas creencias fueran falsas? En resumen ¿cuál es en términos de experiencia el valor efectivo de la verdad? En el momento en que el pragmatismo pregunta esta cuestión comprende la respuesta: ideas verdaderas son las que podemos asimilar, hacer válidas, corroborar y verificas, ideas falsas las que no. Esta es la diferencia práctica que supone para nosotros tener ideas verdaderas; este el por lo tanto el significado de verdad.
William James, Pragmatismo

¿Qué relación se establece entre la “verdad” y la “vida” real de las personas?
¿Cuándo se puede decir según el pragmatismo que una idea es verdadera?
¿Puede darse el caso de ideas verdaderas sin consecuencias prácticas?

TEXTOS
Explica el significado de la verdad en cada uno de los textos.

Empezamos con un ejemplo concreto. Consideramos la oración «la nieve es blanca». Nos preguntamos en qué condiciones esta oración es verdadera o falsa. Parece claro que, si nos basamos en la concepción clásica de la verdad, diremos que la oración es verdadera si la nieve es blanca, y falsa si la nieve no es blanca. Por consecuencia, si la definición de verdad debe conformarse a nuestra concepción, ha de implicar la equivalencia siguiente: La oración «la nieve es blanca» es verdadera si, y sólo si, y solamente si, la nieve es blanca. Obsérvese que la oración «la nieve es blanca» figura entre comillas en el primer miembro de esta equivalencia, y sin comillas en el segundo miembro. En el segundo miembro tenemos la oración misma, y en el primero el nombre de la oración.

Alfred Tarski, La concepción semántica de la verdad y los fundamentos de la semántica

¿Qué es entonces la verdad? Una hueste en movimiento de metáforas, metonimias y antropomorfismos, en resumen, una suma de relaciones humanas que han sido realzadas, extrapoladas y adornadas poéticamente y retóricamente y que, después un uso prolongado, un pueblo considera firmes, canónicas y vinculantes; las verdades son ilusiones de qué se ha olvidado que lo son; metáforas ya gastadas y sin fuerza sensible, monedas que han perdido su cuño y que ya no se consideran monedas sino simple metal. Todavía no sabemos de dónde proviene el impulso hacia la verdad, puesto que, hasta ahora, sólo nos hemos referido al compromiso que la sociedad establece en existir: ser veraz quiere decir usar las metáforas habituales; por lo tanto sólo hemos prestado atención, dicho en términos morales, al compromiso de mentir de acuerdo con una firme convención, mentir gregariamente, de acuerdo con un estilo obligatorio para todos. Es el caso que el hombre olvida que es esta su situación y acaba mintiendo inconscientemente y en virtud d hábitos seculares – y precisamente en virtud d esta inconsciencia, precisamente a causa d este olvido, adquiere el sentimiento de la verdad.
Friedrich Nietzsche, Sobre verdad y mentira en sentido extramoral

Según mi opinión, la actual proliferación de cómicos basados en Star Trek es una prueba de la fuerza del Universo creado por Gene Roddenberry. Aun así, creo que muchos de estos creadores están incurriendo en un gran error en apartarse del devenir oficial de la Flota Estelar y la historia general establecida por las series y  películas. En la Paramount siempre hemos sido muy esmerados de enmarcar cualquier nuevo guión dentro del marco general del Universo Trek, y por esto no podemos autorizar ni permitir que se desvirtúe, y menos todavía si esto se hace con afán lucrativo. Los fans de Star Trek deberán ser los primeros al rechazar este tipo de falsedades. Por ejemplo, en uno de los cómicos extraoficiales publicados, se explica que cuando el Capitán Picard fue transformado en Borg, quien dirigió el proceso fue en Lore (el androide "germano" en Fecha), que había establecido una alianza con la Reina Borg. Cualquiera sabe que esto no puede ser cierto, puesto que en Lore no estableció contacto con los Borgs hasta años después, y además no con la jerarquía, sino que lideró una facción Borg que se escindió del colectivo. Creo que cualquier persona que se estime la saga debería ser más respetuosa con la verdad. En cualquier caso, los derechos de propiedad intelectual de Star Trek, que pertenecen a Paramount Pictures, nos permiten perseguir legalmente quienes incurren en este tipo de comportamientos.
 Michael Okuda entrevista publicada en “Star Trek Magazine”

MENTIRA Y TRAICIÓN
Proporcionar información falsa de forma deliberada es por así decirlo parte del orden natural de la cosas. La mariposa le dice al pajar: “es que no soy una mariposa, solo soy una hoja muerta”, la avispa le dice a la abeja que vigila su colmena “es que no soy una avispa soy una abeja”, y con talante profesional añade “con la ayuda de tus órganos olfativos” (al parecer hay variedades de avispas que proceden así). La diferencia entre estas dos clases de falsedad resulta evidente. Elogiamos al a mariposa porque, al fingir ser una hoja muerta con tal de protegerse de un depredados que amenaza con cenársela, pero condenamos a la avispa porque finge ser una abeja solo para entra en la colmena y robarles a la abejas el fruto de su duro trabajo (…)
Engañar al enemigo es parte esencial del arte de la guerra, igual que en  la diplomacia y en los negocios (…) los gobiernos mientan a menudo a los ciudadanos, bien abiertamente o por omisión. Y con frecuencia, lo hacen para evitar críticas y ocultar errores. Sin embargo, en ciertas ocasiones, las mentiras del gobierno están justificadas por que van auténticamente a favor del interés nacional. Aparte de cuestiones de seguridad del estado, que deben mantenerse secretas, tales mentiras pueden ser relativas a la economía. Si por ejemplo un gobierno se propone devaluar la moneda, debe negar la intención si se les pregunta, porque de lo contrario, el país sufriría grandes pérdidas a causa de los especuladores financieros.
Además a menudo la línea que separa la falsedad y virtudes sociales como la prudencia y la amabilidad es muy difusa per convendremos en que sin estas virtudes la sociedad sería mucho peor de lo que es. Lejos de respirar el aire puro de la verdad nos sumiríamos en una atmosfera irrespirable. No estimamos a aquellas personas que tienen el prurito de decir siempre la verdad o lo que con razón o sin ella consideran que es la verdad. Los llamamos pelmazos.
Kolakowski, Libertad, fortuna, mentira y traición


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal